Menu Filter

El estilo de Álex de la Huerta que eclipsó la pasarela flamenca

lex-de-la-huerta-

L. M.
El diseñador Álex de la Huerta

 

Tras ganar el certamen novel de SIMOF, este diseñador nazareno se abre puertas en el mundo de la moda tras años dedicados al sector

Pese a que hasta ahora se había mantenido en un segundo plano en el mundo de la moda, el nombre de Álex de la Huerta ha resonado en las últimas semanas entre muchos diseñadores, estilistas y críticos, después de que se proclamara ganador del certamen de diseñadores noveles en elSalón Internacional de la Moda Flamenca2014 (SIMOF), que se celebró en Sevilla a finales de enero. Desde entonces hasta ahora, han pasado varias semanas en las que Álex ha podido ir asimilando el sabor de un primer premio que sabe a victoria después de años de trabajo en el sector.

Natural de Dos Hermanas, donde sigue residiendo junto a su familia, Álex de la Huerta comenzó a tener sus primeros contactos con los diseños y la confección en la Escuela Sevilla de Moda donde estudió Patronaje Industrial. «No tuve claro desde el principio que de mayor quisiera ser diseñador, vino un poco por casualidad, porque me gustaba la moda» -comenta Álex- «creo que esto se lleva por dentro, siempre me han dicho en el colegio que dibujaba muy bien, de hecho sacaba sobresaliente en dibujo».

Sus buenas dotes artísticas, desde luego, le han valido a este nazareno para hacerse un nombre en el mundo de la moda flamenca con una colección «Un jardín en Marte», que no dejó indiferente a nadie. Sus tonos ácidos, sobre tejidos metalizados con un estilo en el que se entremezclan pinceladas futuristas con el mundo japonés le valieron para alzarse con el primer premio del certamen. «Para mí fue un orgullo porque es muy difícil ganar, además me gustó que fuera en esta edición, que era importante, la vigésima». Y eso que Álex de la Huerta había dicho para sí mismo que si en esta ocasión no lo seleccionaban no volvería a presentarse, ya que el año pasado lo intentó sin éxito al no ser preseleccionado su proyecto.

La victoria está ya más que asimilada aunque ahora queda saber la resaca que tendrá este preciado galardón. «Me han salido algunos trajes, pero todavía no sé lo que significará haber ganado el certamen», reconoce, «supongo que más trabajo». Por lo pronto, Álex de la Huerta ya tiene previsto sacar una colección pret a porter para distribuir por las tiendas, «una tirada corta y muy selecta», así como participar en lapróxima edición de SIMOF presentando su nueva colección, ya como profesional.

Estilo flamenco

Sus diseños los compagina con su trabajo actual como dependiente en una tienda de tejidos de Sevilla. «Los vestidos para SIMOF los he hecho por la noche, en casa, cuando llegaba de trabajar», recuerda, «me quedaba hasta la madrugada, aunque cuando trabajas en lo que te gusta, no te pesan las horas».

Y es que el estilo innovador de sus trajes consiguió calar en el jurado del certamen. Su sello propio está en lo que él llama «volantes al desprecio» ya que en la mayoría de sus diseños los volantes nunca van rectos, aunque reconoce que no todo lo que ha hecho hasta ahora ha sido flamenco, sino que se ha dedicado más bien al mundo de la moda en general. «La moda flamenca es como una asignatura pendienteque todo diseñador de Sevilla tiene que hacer».

Por el momento, al menos, es de los sectores más rentables del momento en el mundo del diseño en Andalucía. «Hay gente que para una boda no se gasta tanto pero para la feria lo encargan y van buscando una firma, la verdad es que eso te motiva a trabajar», reconoce.

Álex, el de la Huerta

Alejandro Jiménez es su nombre real que cambió por el de Álex de la Huerta, en lo que es una especie de homenaje a su familia, que ha vivido y vive en la Huerta Palacios de Dos Hermanas. «La gente me conocía como ‘Álex, el de la Huerta’», explica el diseñador nazareno, por lo que decidió adoptar este apelativo como nombre profesional, puesto que existe también ya un diseñador en España llamado como él, Alejandro Jiménez.

Vía | ABC Sevilla

No hay respuestas hasta el momento.