Menu Filter

Pepi Vaquero, tres décadas de flamenco en estado puro

Foto: L. M. Pepi Vaquero, bailaora de flamenco de Dos Hermanas

Foto: L. M.
Pepi Vaquero, bailaora de flamenco de Dos Hermanas








Por su academia han pasado cientos de jóvenes de Dos Hermanas a lo largo de las últimas décadas, que han aprendido gracias a ella los principios y las bases del flamenco. La bailaora Pepi Vaquero cuenta en su haber con una larga lista de alumnos a sus espaldas, que han ido adentrándose en el mundo del flamenco a través de sus enseñanzas. Una labor de academia, que se une a la formación de su propio ballet, conformado actualmente por 16 personas y que ahora acaba de cumplir su XXX aniversario.

«Nunca pensé que llegaríamos hasta aquí», reconoce Pepi, «supongo que por el trabajo y el esfuerzo realizado, siendo muy constante y tenaz en esto». Lo cierto es que este ballet puede presumir de ser uno de los supervivientes de las flechas del tiempo, tras sobrepasar la treintena de años sobre el escenario, en festivales, eventos culturales, ferias y veladas. El estreno del ballet fue un 19 de marzo de 1984, en el marco de un festival flamenco celebrado en uno de los locales de la avenida Reyes Católicos de Dos Hermanas, donde las bailaoras que se iniciaban en aquel momento, sin saberlo, comenzaban a escribir la historia de este grupo que ahora está de cumpleaños.

En la actualidad, el ballet está conformado por 14 chicas y 2 chicos, con edades comprendidas entre los 8 y los 28 años. Cada cierto tiempo, el grupo se «recicla» con nuevas incorporaciones que proceden de la academia, para ir completando los huecos que van dejando algunos jóvenes, aunque hay quienes llevan en el Ballet de Pepi Vaquero más de 20 años.

Trayectoria

Para Pepi Vaquero todo este tiempo ha sido «muy enriquecedor» por cuanto ha tenido oportunidad de hacer lo que le gusta, «quizás el baile ha sido lo que me ha dado más confianza en mí misma, porque soy muy retraída». Prefirió la enseñanza del flamenco en su pueblo a salir al extranjero para continuar con su carrera artística. «He tenido oportunidades para bailar en Francia o México, pero yo soy de dormir en mi casa», reconoce, «me siento satisfecha aquí, en Dos Hermanas, y me gusta enseñar a los pequeños que llegan sin saber nada y poco a poco les vas sacando lo mejor de ellos».

Y es que, las clases de flamenco han estado siempre presentes en la carrera de Pepi. A los 12 años empezó a enseñar a sus amigas las sevillanas. «Empezó como un juego hasta que se convirtió en una cosa seria». De pequeña bailaba en cualquier evento que se presentara, acompañada en muchas ocasiones por su hermana, hasta que inició su formación con Esperanza Filigrana, posteriormente con Antonio Zarandilla y luego, en Sevilla, con Pepe Ríos.

Desde entonces hasta ahora han transcurrido infinidad de actuaciones con el ballet que dirige. Formaron parte durante unos siete años delcuadro de baile flamenco que tuvo la Peña Juan Talega –donde tuvieron la oportunidad de trabajar con Chano Lobato-, y han sido partícipes de numerosas fiestas populares de Dos Hermanas, sobre todo en las «velás» de los barrios, y de las ferias de otros municipios de los alrededores, como Carmona, a donde llevan acudiendo desde hace 15 años.

Familia flamenca

«Mi momento es cuando estoy en el escenario, que es donde me olvido de todo. Ahí soy yo y lo que quiero expresar». Su carrera flamenca, sin embargo, ha sido siempre de la mano de su ballet, su «familia», tal y como ella reconoce. En sus inicios, el grupo se comenzó a gestar con unas siete personas hasta que con el paso de los años se fue consolidando la compañía.

En todo ello tuvieron mucho que ver sus hermanos, que formaron parte también del Ballet Pepi Vaquero durante años. Este grupo, además, tiene en su haber el honor de haber sido el primer ballet en pisar el Teatro Municipal Juan Rodríguez Romero.

Junto al flamenco, Pepi es también modista, una labor que le ocupa gran parte del día. Las clases de la academia son por las tardes, tres veces en semana, en un espacio muy familiar ubicado en la zona de Nuestra Señora de los Dolores, hasta donde acuden alumnos de todas las edades, desde los 3 a los 69 años. Los sábados por la mañana le toca el turno al ballet, que ya prepara su próximas actuaciones en las ferias de Dos Hermanas y Carmona, así como en el festival de academias de la ciudad nazarena, que se celebrará en mayo.

Vía | ABC Sevilla

No hay respuestas hasta el momento.